jueves, 18 de febrero de 2016

TÍTERETA

Si Krzysztof Wodiczko realizara alguna de sus obras en nuestro país hoy en día, probablemente estaría detenido. Si Andrés Serrano expusiera algunas de sus imágenes, también lo estaría. O quizás no. Lo cierto es que ya lo han hecho y no ha pasado nada. No los apresaron ni tampoco les confiscaron sus proyectores y cámaras fotográficas. La proyección de la esvástica en la fachada de una embajada o la exhibición de fotografías como “Piss Christ” o “The Interpretation of Dreams (White Man´s Burden)” en nuestro país, no sería un problema salvo que los contratara Manuela Carmena. 

Estúpida y politizada es la reacción judicial, que tal ballena de cuento, se tragó al hombre y al muñeco. Creando un delincuente y un arma arrojadiza nueva, el Títirieta como autor y su títereta como herramienta para delinquir. ¿Se imaginan a Geppetto en prisión? ¿Imaginan que le confiscaran su Pinocho? Escandaloso... ¿Un títere sin hilos? ¿Una idea sin cuerdas? ¿Un titiritero libre?

Por su dureza, el relato original de Pinocho no parece un cuento para niños. Entre otras cosas, casualmente, incluye el ahorcamiento de un niño. Eso sí, el niño es de madera, ya que es a Pinocho a quien cuelgan de una encina. Los jueces que son ahorcados en la representación de Madrid son tan reales como lo es un niño de madera, simples títeres. Curiosamente, Le Avventure di Pinocchio se publicó en el periódico infantil “Giomali per bambini”. Así que es Carlo Collodi quien mueve los hilos de los Títirietas y de las títeretas a través de la literatura con su cuento. 

Han pasado casi 134 años de la publicación del relato, y aunque Collodi ahora sería un anciano de 190 años lleno de sabiduría, quiero acabar con una nota al autor.

Querido Collidi, permíteme un consejo. Por tu bien, no pases por España.

lunes, 8 de febrero de 2016

EL ARTE




El arte sirve para limpiar los ojos”. Escribí esa pequeña pero grandiosa frase de Karl Kraus en mi aportación a un mural compartido entre varios artistas (Col-art). Es una de las mejores definiciones del arte que he leído.

La medicina sirve para curar, la filosofía para pensar, la ciencia para saber, la educación para intoxicar... Todo está hecho con una finalidad específica. El arte no. El arte no tiene un cometido concreto, ni misión alguna. No sirve para nada, y por eso sirve para todo. Su inútil utilidad (…), esa aparente contradicción, lo define como algo extraordinariamente único.

Existen los ojos sucios. Los que el arte podría limpiar, que no adoctrinar, no son todos. También hay ojos imposibles de lavar. Están en el otro lado, lejos de cualquier luz. Aunque a la distancia justa para poder tocar con desprecio, politizando el arte a través de su iconografía. Algo que no es nuevo, por cierto. El arte sirve para todo, ajeno a su propio destino. La utilización simbólica posterior a su creación lo lleva inevitablemente a su destrucción. La destrucción de un símbolo conlleva desprecio y exhibición. Es necesaria la divulgación del momento de la caída, formando así nuevas imágenes. El símbolo adquiere otra simbología y el icono no se destruye del todo, se convierte a través de las imágenes en una nueva iconografía.



domingo, 31 de enero de 2016

PICADURA



Todos tenemos el derecho a decidir nuestras vidas, ¿o no?

Un mosquito procedente de África propaga un virus por varias partes del mundo. Desde Uganda, pasando por la Isla de Pascua, Tahití, la Micronesia, la India y actualmente en Ámerica del Sur.

Lo pequeño sobre lo grande. Aunque el mosquito no es mas que el contenedor de un organismo vivo aún menor, el virus. El insecto de tamaño milimétrico transmite el virus microscópico en sangre causando una microinfección. Una de sus peores consecuencias es la microcefalia en los bebés nacidos de madres infectadas en el embarazo.

Sólo hace falta un pequeño charco caliente para que se reproduzcan los mosquitos por millares.

Por cierto, el mosquito se llama Aedes aegypty y el virus zika, aunque usted puede elegir su charca y llamarlos como quiera.

martes, 5 de enero de 2016

FELIZ DE NUEVO.






































Al cruzar la calle se encontró con un desconocido. Abrió más los ojos y sonriendo le gritó: !! Feliz año nuevo !! Luego, bajó su mano derecha y la volvió a meter en el bolsillo. Su amplia sonrisa se fue disipando lentamente a medida que se alejaba. Y en ese pequeño espacio de tiempo uno de los dos desconocidos pensó:

¿ Feliz ?... si no voy al paro. Si no soy un desahuciado, emigrante o refugiado. Si no soy uno de esos que no tienen para pagar los estudios. Si no me muero en un pasillo de un hospital público. Si no soy un jubilado que cobra una miserable pensión. Feliz, si no pienso en políticos y corrupción, nacionalistas o independentistas. Y sobre calentamientos del planeta, guerras, terrorismos y hambrunas, es mejor no volver a oír palabra alguna. Y entonces sí.

!! Feliz de nuevo !!

domingo, 3 de enero de 2016

OJOVENDAS






Cuando se trata de juegos el acto de vendarse los ojos es voluntario. Ya sea en la gallinita ciega tanteando con los brazos en alto, en una piñata con palo en mano o incluso en los juegos sexuales del sadismo. La Justicia lleva los ojos vendados, aunque para algunos la tela de la venda sea de trama ancha y translúcida. Cupido, estúpido gordito alado, también va vendado para acertar al azar sobre nosotros sus amarillas flechas. 

En cualquier caso parece que el ponerse una venda en los ojos es voluntario, y además necesario. Sin venda en los ojos podrías elegir interesadamente a tu presa en el juego de la gallinita ciega. Intencionadamente el palo se lo llevaría alguien, y no la piñata. En el juego sádico se perdería el factor sorpresa ,y con ello su gracia erótica al poder ver cómo se acerca una mano a tu cara. La Justicia sería imparcial, y no se juzgaría a todos por igual (…) Y Cupido tendría alguna posibilidad de acertar el tiro, y ya no se llamaría amor.

Si no te vendas los ojos por alguna de estas actividades, eres un ojovendas. Tus lentillas no pueden caer sujetas por el vendaje. No esperes nada nuevo.




domingo, 20 de diciembre de 2015

AMBAS CAÍDAS


Mi caída fue leve pero me causó una fisura en el quinto metatarso del píe derecho. En consecuencia llevé una escayola durante más de treinta días. Fue un error no amarrarme bien mis negras Dr. Martens y saltar con ellas sueltas. Mi otra caída, tan imprevista como la anterior, ocurrió con una luna llena amarilla en mi propia isla interior.

La razón física de nuestras caídas es puramente científica, una verdad irrefutable. La razón de nuestras caídas emocionales son consecuencia de decisiones equivocadas, simplemente errores. Y la caída no es hacia abajo sino hacia adentro, a nuestro interior más escondido. Reflexión y aprendizaje.

La caída siempre es para abajo, la gravedad. Pero nunca había reparado en que se puede caer hacía cualquier lado. El mejor sin duda es el lado de la elegancia, de la dignidad. Se puede caer por la misma razón y caer en direcciones opuestas, fieles e indignos hasta el final. Agarrados como las uñas de una mano aerofóbica al brazo de su acompañante, con miedo. Resignados a la caída anunciada, esperando que la vieja nave remonte el vuelo justo antes de tocar la línea física del horizonte. Cuando se huye hacía adelante siempre se acaba cayendo sobre sí mismo dejando la nariz y los dientes en el impacto.

El poder adormece las ideas y la lentitud te trae a destiempo, la partida entre dos aburre.


sábado, 21 de noviembre de 2015

PEDRADAS


El origen de las cosas no es obra de los Dioses. El origen de las cosas siempre es obra del hombre.
Sólo pedradas. Pedradas van… pedradas vienen. No pedradas como las que te dejan una cicatriz sobre la ceja, no. Hablo de pedradas como bombas volcánicas que te aplastan para siempre. Muerte. Es el lenguaje de las piedras. Tomaron la palabra.

Y esto es así desde que dejaron que hablase la primera piedra.


viernes, 6 de noviembre de 2015

BUÑUELAZO EN EL OJO

Es mejor estar atento, estando despierto y también dormido. Se sabe que cuando dormimos desconectamos ciertas partes cerebrales que sólo nos son útiles despiertos. Así pues, parece ser que nuestras imágenes son evocadas estocásticamente desde la memoria para fabricar nuestros mundos oníricos, irreales. Los sueños son fruto de nuestras preocupaciones, más bien pesadillas. Yo diría que de alguna manera es así, algo poéticos y teatrales, siempre punzantes. Si es así, se podría decir que quién dice no soñar jamás, vive de manera feliz sin tener que llevar sus angustias al mundo de los sueños cada noche. Liberado de lo que llama Baudelaire “la aventura siniestra de todas las noches”.

Alerta, sé vigilante hasta en tu mundo onírico. No te fíes. Llegan las elecciones, el surrealismo electoral. Evita un “buñuelazo en el ojo”. Mirada hacia atrás, es siempre conservadora. Ojeada al pasado, lo mismo. Mejor vista al frente para verlos venir, a unos y a otros. Visionado de izquierda a derecha, a las nuevas y a las viejas. Vistazo arriba y abajo, descendientes y ascendentes. Miradas telescópicas para las mayorías y microscópicas para las minorías. Vista panorámica de partidos y zoom de candidatos al detalle.


¡Atento! En ambos mundos todo es posible, irrealmente factible. Abre el ojo, ten cuidado y desconfía de navajas de barbero en manos de políticos.

jueves, 29 de octubre de 2015

PULGAR VERSUS CÓRNEA


De todas las cosas que hago, además mal, sin duda la escritura es la más atrevida. Soy un atrevido por escribir. Si desde pequeño soñé, y planeé,  ser dibujante y más tarde fotógrafo, fue porque en mí existía la pretensión de serlo. Pero con la escritura jamás he tenido pretensión alguna.

Pista rápida para pensamientos e ideas, adelantándose mis temblorosos dedos sobre el teclado quemado para atreverme a esta desnudez. Tal desnudez  no existe en lo plástico. Sí que existe el desnudo, pero no tan directo, tan concreto. ¿Qué puede haber más explícito que un texto? Puede llegar a ser más pornográfico que cualquier imagen dibujada, fotografiada, filmada o grabada.

Mi primera fotografía fue un desnudo. Un autorretrato en blanco y negro. De cuerpo entero y totalmente de frente, con una gran pajarita sobre mi pubis que luego colorearía de amarillo. En esa época ni sospechábamos de los ceros y los unos, éramos analógicos. Yo tenía 17 años y junto a mis compañeros de la Escuela de Arte empezábamos a conocer la fotografía. En poco más de veinte metros cuadrados y acompañados tan solo de dos focos de luz continua, realizábamos nuestras imágenes de estudio. Y allí estaba yo, de frente desnudo ante la cámara pensando que si mi primera foto era esa, no tendría que esconder nada. Ya lo habría mostrado todo de alguna manera. Sin embargo, aunque encuadráramos en la fotografía un detalle de mi sexo no llegaría a desnudarme tanto como lo que pudiera conseguir con un texto.

Gustar a todos no sólo es imposible, sino que pensar lo contrario sería estúpidamente pretencioso. Pero callar sería morir en vida. Ciertas políticas europeas destinadas a limitar derechos civiles y legales a los ciudadanos demuestran la clara intención de algunos gobiernos por callar bocas. Diferir es inevitablemente bueno, pero para ello se ha de dejar hablar a todos. Lo siguiente es simplemente respetar al otro en su diferencia, y no tergiversar las palabras de sus opiniones para descalificarlo e insultarlo.


Tengo y tenemos, derecho a protestar cuando nos meten el dedo en el ojo. Aunque siempre habrá alguno que mantenga la idea de que se trata de una agresión de mi córnea a su pulgar. 

sábado, 24 de octubre de 2015

CORRECTÉTICA


Dice Karl Kraus, “Pintaba a los vivos como si llevaran dos días muertos. Cuando en cierta ocasión quiso pintar a un muerto, ya habían cerrado el ataúd.

Sin plan europeo, el paso se marca lento a la vez que torpe. El sufrimiento humano es administrado por una inútil clase política aburguesada, incapaz de tener una visión de futuro sobre una  Europa diferente. “El burgués no tolera nada que no se entienda dentro de casa”, cito de nuevo a Karl Kraus.
 
Tras las murallas de la “Fortaleza Europa”, como la bautizó el magnífico Rogelio López Cuenca, se gestiona con el miedo, el mayor generador de estupidez. Si lo único que se te ocurre es poner un muro entre el problema y tú, es que no tienes ni idea de cómo resolverlo. Política ética (¿…?), políticamente correcta, correctética. “Más ética – menos estética”,  leo en una postal creada por el artista Juan Gopar. Política maquillada, coloretes que engañan ocultando las mejillas de las verdaderas caras de las ineficacias de los Estados. Pintalabios capaces de dar color a palabras grises para vender respuestas improvisadas. Sombras de ojos para mantener en la penumbra la verdad oculta de los discursos correctéticos.


Hace casi un mes decidí hacer un experimento con este dibujo. Al terminarlo pensé que si lo publicaba pasado un tiempo podría comprobar si su mensaje era acertado. Si transcurrido un tiempo, desde su distancia con el hecho que lo provocó, la viñeta seguía vigente habría dado en la diana. Lamentablemente es así, correctéticamente se mantiene la misma lenta y caduca política europea.

miércoles, 14 de octubre de 2015

¡ VOTO !

Suena la pregonera de latón en todos los territorios del país. La cercanía de la cacería hace que se limpien las botas altas y se engrasen las piezas de las múltiples armas electorales. Ya quisieran algunos que acabáramos amarrados sobre el capó de una ranchera como presa exhibida, persuasiva. Ocurre en algunos países de este planeta. Pero, aquí más bien se trata de tiro al plato. Deportivamente se posicionan, estudian distancias y velocidades. Nos invocan, nos apuntan y nos disparan. Entrevistas, bailes, inauguraciones y visitas populares como ráfagas de ametralladora. Balas interesadas y ladridos de perros tras nosotros.


Como platos, como votos, en algún punto de nuestra trayectoria elíptica, es probable que nos acierten de lleno. Rompiéndonos en pequeños pedazos, otra vez. Si no es así, y no somos derribados, nos queda seguir y esperar no quebrar en la caída contra el suelo.

martes, 29 de septiembre de 2015

MEDIO LLENO, MEDIO VACIO


Su mirada era hipnotizadora, pero también interesada. Un día perdió el interés y empezó a mirar diferente, de otra manera igualmente interesada. Se le cayeron las lentillas, y simplemente se puso otras.

La mirada predispone nuestro pensamiento, definiéndolo. Nuestra percepción se construye dependiendo de cómo miremos algo. Los ojos solo ven con permiso de la mirada, la que dibuja la imagen de lo que queremos ver, de lo inventado. Si vemos el vaso medio lleno somos optimistas y si lo vemos medio vacío somos pesimistas, ¿o es al revés?. Binomios. Blancos y negros, ceros y unos, buenos y malos, separatistas y unionistas, mayorías y minorías, derechas e izquierdas, euforias y decepciones, chichas y limonadas, ni  fu  ni  fa, ni  pa ti  ni  pa  mi.

Y mientras tanto los mismos, unos y otros. Siempre igual.

jueves, 24 de septiembre de 2015

HIJOS

HIJOS DE LA FRONTERA

Una de las cosas que más me fascina del origen de los canarios es el misterio que genera su incertidumbre. Con certeza no se sabe desde donde aparecen los primeros pobladores de las Islas. Aunque la teoría más sólida sitúa al Continente africano como origen, no acaba por explicar cómo y cuando llegan a las diferentes islas los majos, los bimbaches, los benhaoritas, los guanches, los canariis y los gomeritas.  La única certeza es que todos fuimos exigrantes.

Si el origen del hombre es africano, el resto de civilizaciones terrícolas de todos los tiempos han sido fruto de la emigración. Razón por la que es tan difícil poner fecha al primer exigrante de todos los tiempos.

El exigrante es el ser humano hijo de padres exiliados y emigrantes. Como es tan difícil distinguirlos entre ellos se desconoce si la madre del primer exigrante era emigrante o exiliada, o si el padre era el exiliado o el emigrante. Así que, aunque podríamos afirmar que el primer exigrante aparecería con los primeros movimientos migratorios del ser humano desde África, no podemos ponerle nombre ni rostro.

A los que si podemos poner nombre y rostro ( incluso cuerpo ) son a Eva y Adán. Según el Génesis son arrojados al exilio. Sabemos de donde son expulsados y las razones que causan el destierro. Y, la verdad, que sea el mismo Díos el que te expulse no ayuda. Pero tenían una ventaja, no había países. No existían las fronteras aún. Y lo mejor, no había más humanos en el Mundo. Así que no había nadie para recibirlos. No había periodistas de ultraderecha que les zancadillearan, ni policías húngaros que los rociaran con gas. Siempre es una ventaja.

En el Éxodo, Moisés y su pueblo tuvieron que exiliarse hacia la Tierra Prometida huyendo del Faraón. Seguramente aquí ya hubiera exigrantes, paradójicamente, en el pueblo más exigrante y ahora más exclusivo del Planeta.

Incluso un racista con pinta de borracho irlandés, que se presenta como candidato a la presidencia, es tan exigrante como lo es Obama o cualquier latino americano. Esto también está escrito, no en un libro sagrado sino en los genes de todos.


La historia de la humanidad está llena de continuos movimientos migratorios. Desde el primer paso del Homo sapiens en esa dirección no hemos parado. Este hecho primigenio es la razón indiscutible que la natal diferencia geográfica es justo la irrevocable obviedad de la igualdad entre los  seres humanos. Todos somos hijos de la frontera.

viernes, 18 de septiembre de 2015

EXIGRANTES

Recuerdo un viaje a Cuba, Varadero en diciembre parecía verano. Corría, por entonces, el 35 aniversario de la Revolución. La mente excitada y la mochila cargada de ilusión  que solo dejaba hueco para mi Nikon, diapositivas y películas de blanco y negro.

Sobre nuestras maletas de turistas recién llegados charlábamos bajo el sol. Lo hacíamos con la prepotente tranquilidad de un occidental con derecho a viajar sin fronteras por el Mundo.

En la banalidad de la conversación, unos islandeses no entendían como viviendo en Canarias elegíamos ir de vacaciones a Cuba. ¿Para qué ir a otra isla rodeada de playas y veranos prolongados viniendo de un lugar similar?. Les parecía estúpido. Aunque no lo dijeron, sus caras expresaban incomprensión y sorpresa. La respuesta fue rápida. Nosotros elegimos venir a Cuba de vacaciones antes que elegir Islandia, por las mismas razones que ellos. Pero en realidad no se trataba de eso, de lo incomprensible que parecía el hecho para ellos o de lo lógico que nos pareciera a nosotros. La verdad era otra. Teníamos la libertad de elegir y llegar a casi cualquier parte del Mundo. Da igual el destino o el lugar de procedencia, es el derecho a decidir libremente donde moverse por el Planeta. De eso se trataba, de eso se trata.

Nosotros, los “turistas”, nos permitimos clasificar a los demás viajeros. Decidimos quienes son emigrantes y quienes exiliados. Colocamos un filtro interesado sobre grupos de personas según nos convenga. Ya sea por cuestiones políticas o simplemente morales. ¿ Qué diferencia hay entre un emigrante somalí y un sirio?


Dos personas no son diferentes. Las razones que hacen que ambos tengan que huir de sus hogares tampoco los diferencia. Es precisamente lo que los une y conecta, la empatía mutua. 

Son los Exigrantes, los iguales.

martes, 28 de julio de 2015

CIRCUS MAGNIFICUS

¡Circus magnificus! Qué personajes los nuestros. Más que personajes de circo, parecen actores propios de cuentos clásicos o del cine y la televisión, ahora también. Como advierte  John Berguer en sus escritos donde habla de la influencia, primero, del cine y posteriormente de la televisión en la manera en que percibimos la realidad o realidades.

A veces pienso en esos personajes, ya saben. De los cuentos, Caperucita , los cerditos y el lobo, Cenicienta y el Ada o el flautista y las ratas. De la televisión, Rintintín, el Monstruo de las galletas o la Bruja Avería. Y del cine, el Zorro, el Luchador Manco o el mismo Darth Vader ¿Qué será de todos ellos? No lo sé, aunque me gusta imaginármelos en distintas y nuevas vidas.

¿A qué se dedica ahora Ricitos de Oro? Pues es modelo publicitario. Al lado de las autopistas ,en una valla de publicidad, se la puede ver en una gran foto luciendo tan solo un abrigo de piel de oso. Y, ¿cómo le va la vida al Lobo? Dio un giro total a su vida. Pasó de derribar casas a militante de una asociación anti-desahucios, ahora trabaja para un ayuntamiento de una gran ciudad. ¿ Qué será de ETE? ¿Llegaría al final bien a su casa? Ya lo creo, actualmente es maniquí en unos grandes almacenes llamados Micasa. Es feliz y solo trabaja 35 horas semanales. Ya saben, es otro planeta. Espinete, el de Barrio Sésamo, es un exitoso empresario que posee varias fábricas de preservativos. Además de pagar pocos impuestos, su éxito consiste en jamás estar presente en cualquier fase de elaboración y empaquetado del producto. Pinocho, hoy en día, es un espía industrial que trabaja como infiltrado en IKEA.


Pero, ¿ y la ballena del cuento? La que se tragó al anciano carpintero. Es una gran miembro del FMI por su gran capacidad de absorción, sobretodo de jubilados. Su amigo el tiburón de la película Tiburón, es un alto cargo del Banco Central Europeo. No ha cambiado de nombre, así lo siguen llamando en la oficina. Estos dos, siempre van acompañados por la serpiente de El libro de la selva. Kaa, que curiosamente pertenece al Consejo Europeo, sí ha cambiado de nombre. Ni dentro ni fuera del Consejo, nadie se atreve a llamarla reptil.

viernes, 17 de julio de 2015

DOS CABEZAS DE PERRO



El otro día al despertar pude retener parte de un sueño. Abrí los ojos con serenidad, a pesar de lo dramático que resultaba visualizar tal escena. Alguien arrojaba dos cabezas de perro a mis píes. Una negra y otra blanca. No había sangre, sus cortes eran limpias decapitaciones. Dando vueltas sobre sí mismas rodaban sobre el suelo hasta llegar a mis píes. Fue un sueño mudo, sin diálogos ni banda sonora alguna. Sin embargo, algo me hizo sentir que debía elegir entre una de las dos cabezas.

Si llegué a elegir alguna o no, da igual. En cualquier caso, es absolutamente irrelevante para mi. Ya que desconozco el significado onírico compuesto por estos elementos claramente iconográficos. ¿Debí elegir en el sueño? ¿lo hubiera hecho si no hubiera despertado justo en ese momento? ¿ O su cometido es que elija ahora tras haber soñado? Preguntas, tan solo.

Europa contra Grecia, esta discusión sobre dinero y no sobre personas. Es como un cuchillo donde hay otra cuchilla afilada en vez de mango, dos hojas cortantes de un mismo cuerpo capaces de amputar cabezas de perros. Blancas y negras, qué más da. Si es así, uno de los dos tendrá que empuñar la hoja más cortante, inevitablemente la más sangrante.

No me resisto a esta pregunta…

¿Qué cabeza de perro hubiera elegido Alexis Tsipras, la blanca o la negra?

martes, 23 de junio de 2015

ILUSIÓN


Esperanza de conseguir lo deseado, incluso lo nombrado anteriormente como imposible. Ilusión.
Ilusión… engaño. Esa imagen latente que miente a nuestra mente falseando las formas y colores manipulados por la luz y las sombras malintencionadas. Trucos de ilusionistas mal llamados magos y videntes. Tal pintores holandeses. Arquitectura y perspectiva vilmente aliadas para confundir hasta el engaño visual, un arte.
Puede el artista ilusionar aparentemente con técnicas engañosas a simple vista, mentir en cada pincelada y trazo, penumbra o luz. También puede el ilusionista, extraer conejos de chisteras a golpe de varita mágica. Pueden, ellos sí.

Discursos sin resultados positivos que se repiten en todas sus variedades. A veces catastrofistas, otras alarmantes, ahora adaptados a la textura fina del tejido preelectoral. Aunque sin renunciar al viejo método medieval de costura dura sobre el cuero del miedo.
Sin duda el ilusionista más deplorable de cualquier mundo, real o mágico. El que se sirve de ilusiones para falsear la realidad, jugando con la verdadera ilusión de muchos que piden sobre todo dignidad en sus vidas.

Quizás sea el momento de dejar ya de creer en monedas que aparecen sin más tras las orejas.
“¡¡Que entre a escena la Ilusión!!”… y el ilusionismo que abandone el escenario.

jueves, 18 de junio de 2015

PACTUM



Existen pactos de sangre y pactos de amigos, pacto de caballeros pero también de ladrones. Pactos de amor y pactos de separaciones. Pactos legales y pactos ilegales. El Pacto Bíblico contra el Pacto Fáustico. Pactos entre hombres y dioses, entre pecadores y diablos. Hay pactos políticos, prepactos y pospactos, incluso pactos preelectorales y postelectorales. Pactos puntuales, así como globales. Pactos de derechas y pactos de izquierdas. Pactos alcanzados al igual que pactos incumplidos. No olvidemos los pactos repudiados y negados, los pactos deseados y envidiados. Pro-pactos y anti-pactos. Pactos entre minorías, para algunos pacto de perdedores y pacto entre mayorías y traidores. Pactos legítimos frente a los ilegítimos. Desde siempre, los pactos históricos y los nuevos pactos. Hay pactos previsibles y pactos insospechables. Pactos rotos o recompuestos. Pactos vengadores y pactos reconciliadores. Pactos rescatadores y pactos entre rescatados. Pactos de Estado y pactos de Estados y Autonomías.

Y luego existen todos esos pactos a los que yo llamo “Pacto por la…” o “… por el…”, repetidos diariamente hasta diluirse en sus propios discursos. Pacto por la… democracia, por la paz, por la sanidad pública, por la educación, por la igualdad, por el deporte, por el empleo, por el libre comercio… generalmente pactos incumplidos o inalcanzados.

El equilibrista se mueve bien en los pactos, el bueno claro. Aquel que sabe que un mal movimiento o un exceso de éste lo coloca fuera de eje y del punto de gravedad, en el desequilibrio. La habilidad en la negociación, no solo posibilita el pacto, sobre todo lo define. Dar y recibir, trueque de concesiones. Condiciones maleablemente interesadas. 

¿ Importa al pueblo que se consiga que otro partido político celebre primarias internas? ¿Los problemas reales de la gente serán resueltos obligando a la democratización interna del otro?... No, porque no tiene ninguna relación directa con ningún problema social, real y padecido por muchos conciudadanos. ¿Importa, quizá, que no se negocie pacto alguno mientras se trabaje desde Corporaciones Públicas con entidades bancarias que ejecuten desahucios?... Si importa, porque si tiene que ver con una realidad concreta sufrida por la ciudadanía. Aunque no todos los Ciudadano´s  piensan así, después de todo los banqueros también son cidadano´s.

Existen pactos que se sellan abriendo la piel para que la sangre se mezcle en el apretón del saludo. Otros tan solo se firman con un escupitajo en la palma de la mano.