viernes, 6 de octubre de 2017

LET´S DANCE

… “ dominio a través de la multitud a un espacio vacío. Si usted dice correr, voy a correr con usted. Si dices que ocultar, vamos a esconder. Porque mi amor por ti, rompería mi corazón en dos...” , “... Vamos a bailar...” (1)


España es un collage cubista y su vanguardia es el caos. Collage, en el arte, significa la descomposición de la imagen del mundo real y de una recomposición de la imagen fragmentada y en transformación.


Nos atrae el caos, nos pone. Es propio de nuestra época. El collage ordena el caos, y su fin natural es la recolocación. Rediseña el lienzo, dispone y ordena las piezas en otro espacio y formato. Sin embargo, solo es un buen collage cuando se disponen sus elementos en armonía. No basta con la inserción de los actores a la fuerza. Son los mismos elementos, los que establecen un diálogo entre ellos, componiendo el nuevo espacio donde quedan integrados.


Posturas inmovilistas, agravadas deliberadamente por decisiones unilaterales tomadas por ambos lados, han fracturado la conviencia. En el mismo punto se encuentra la monarquía, enseñar las uñas reales no aporta nada nuevo. Ahora, la pista de baile es un ridículo espacio vacío en una penumbra predecible, hostil, desigual y pre-caótico.


“ Bajo la luz de la luna, esta grave luz de luna. Vamos a bailar !! “ (1)


(1) Extractos de la letra de la canción de David Bowie, Let´s dance. 1983.

lunes, 2 de octubre de 2017

VERGÜENZA O VERGONYA


La altura política ha sido la de siempre, de una bajeza esperada carente de imaginación o creatividad. Vergüenza o vergonya, como prefieran. Que el fracaso de las políticas responde a la ineficacia de las gestiones del Gobierno de España y del Gobierno de Cataluña, es una obviedad. Los políticos incapaces de solucionar un problema, responsables del enconamiento del conflicto agravando la situación, simplemente deberían dimitir. Dimissió y dimisión.

Si mañana se dictara una ley que prohibiera llevar una camiseta negra, automáticamente millones de personas seríamos delincuentes. Cierto es que, en un estado democrático, los que llevamos camisetas negras podríamos manifestar nuestro desacuerdo con esa ley, con actuaciones pacíficas y democráticas. Eso sí, vistiendo camisetas negras en nuestras legítimas protestas cometeríamos una ilegalidad al expresar un derecho. Aunque el hecho en sí no supone ningún daño, como respuesta obtendríamos palos de la policía obedeciendo ordenes directas del Gobierno Central. Ha quedado claro en Cataluña.

Lo ocurrido en Cataluña el día 1 de octubre ha pasado de evitable a inevitable, reconfigurando el conflicto trasladándolo a un estadio de enorme gravedad. Ciudadanos pacíficos fueron agredidos por Cuerpos del Orden del Estado de una manera brutal. La torpeza del Gobierno de Mariano Rajoy ha sido ejecutada con violencia policial bajo sus órdenes y responsabilidad. “Quédate en España a palos”, fue el mensaje enviado. La paleta de colores se ha reducido y, aún peor, se ha colocado en los tonos más oscuros del espectro social. Con porras y pelotas de goma se instala la incertidumbre.  

viernes, 30 de junio de 2017

la mano de fuego: CAPITAN AMÉRICA

la mano de fuego: CAPITAN AMÉRICA: Hay una manera empírica de demostrar que Dios existe. ¿ El Capitán América existe ? Sin duda, es un personaje de cómic. Sin e...

miércoles, 28 de junio de 2017

CAPITAN AMÉRICA


Hay una manera empírica de demostrar que Dios existe. ¿ El Capitán América existe ? Sin duda, es un personaje de cómic. Sin embargo eso no lo hace real. Así que, Dios existe.

Donald Trump existe y es real, sin embargo no es Dios. Y tampoco es el Diablo, también demostrable empíricamente. Si Obama fue bueno, Trump no puede ser el Diablo. Ya que no son tan diferentes. A no ser que Obama no sea Dios, que podría ser. Sus diferencias solo ocupan espacios construidos para la política. Diferentes escenografías para vomitar, cada cual, su vacío discurso populista. Al fin y al cabo, solo se trata de creer o no creer.

Ni antes Bush, ni Trump ahora, firmaron los acuerdos por el Cambio Climático. Entre sus mandatos, y durante la administración de Obama, el país siguió siendo el más contaminante del Planeta. Por Diablo o por Dios, Putin tampoco firmó en París. Sí firmaron los gobiernos de China, Indonesia, Brasil, México, Australia, Reino Unido, Alemania, Francia... más el resto de países desarrollados incluido España. A pesar de no cumplir con la reducción de los niveles contaminantes ya pactados en anteriores acuerdos internacionales, increíblemente sus gobernantes se mostraron públicamente indignados por la decisión del gobierno norteamericano. Trump puede presumir de gobernar el país más contaminante de la Tierra, pero no de ser el único.

Me viene a la mente una canción de Elvis Presley, “Devil in disguise” ( Diablo disfrazado ).

Evitar el predecible Cambio Climático es vital para nosotros. Extinguiremos la vida, incluida la nuestra. Acabaremos con el Mundo, pero no con el Planeta.   

jueves, 1 de junio de 2017

HIELO PÚBLICO

Preparación del cóctel Hielo Público:

Se necesita una coctelera grande, cuanto mayor sea mejor. Primero se pela el Presidente y solo se echa la parte del SMS en la que dice: “Luis, sé fuerte”. Con este ingrediente se consigue que el aroma a sospecha permanezca en paladar y copa. Rápidamente se incorporan los Presidentes Autonómicos, ricos en sabores como los que aportan las bodegas Gürtel o Púnica, propios de caldos reposados en barricas de varios años. Previamente se hace un majado con los Ministros, Eurodiputados, Diputados y Senadores, y se mojan con un abundante chorro de Empresarios frescos para dar liquidez a la densa mezcla. A continuación se añade todo a la coctelera, aportando más cuerpo y acelerando la mezcla entre los ingredientes. Se agita a conciencia y se deja una legislatura en aparente reposo.

Los siguientes ingredientes han de ser incorporados en pequeñas dosis, ya que en exceso estropean el cóctel. Para dar color al licor se introducen, sin mezclar mucho, una cucharada de Cuñado del Rey y otra de Infanta. No añadir más, ya que por más que se introduzcan en la coctelera, este tipo de ingredientes siempre tienden a desaparecer en el sabor y aroma final. Si queremos reducir el alto tono azul del cóctel podemos equilibrar añadiendo unas gotitas de Líder Sindicalista. Dejar que se diluya solo e incorporar una cabeza de Juez pelada y una ramita fresca de Fiscal General, así acentuamos el sabor seco de la arbitrariedad. Cerrar la coctelera y agitar entre cuatro y ocho años.

Sírvase con abundante Hielo Público en una copa de boca ancha y echar el licor generosamente hasta rebosarla. Rematar con el último ingrediente, sin el cual no se conseguiría esa frescura y aroma propios de los paraísos. Añadir una rodaja cítrica de Fiscal Anticorrupción en el borde de la copa, rebosando aún más el contenido. Ha de ser un cóctel que, al ser servido, manche nuestros dedos su líquido excesivo,  rebosado y pringoso.

!Salud compatriotas!


Ingredientes:

1 Presidente del Gobierno.
300 ml de Presidentes Autonómicos.
100 ml de Ministros.
250 ml de Eurodiputados.
1 puñado de Diputados y Senadores. ( ser generosos)
1 chorro abundante de Empresarios.
1 cucharada de Cuñado del Rey.
1 cucharada de Infanta.
10 ml de Líder Sindicalista.
1 ó 2 cabezas de Juez peladas.
1 ramita fresca de Fiscal General.
1 rodaja cítrica de Fiscal Anticorrupción.
500 g de Hielo Público muy picado.


sábado, 1 de abril de 2017

SPANISH BOMBS

Spanish Bombs es un tema de la banda The Clash, perteneciente al increíble álbum London Calling. Su estribillo dice: “Spanish Bombs yo te quiero y finito” (para algunos ...infinito), en una mala traducción al español de su autor Joe Strummer. Es un homenaje a los defensores de la libertad que lucharon contra el general Franco y el fascismo. También mencionan a Federico García Lorca: “Federico Lorca is dead and gone”. Los autos negros se quedaron tras la Guerra Civil para heredar este país. Coches de "marujas" que fueron camuflados como falsos “todoterreno” tuneados con una pegatina que dice “democracia”.

¿Una acción barata y eficaz define a un buen político? Actualmente, y en este país, podría parecer una buena combinación. Sin embargo, esta pregunta provoca otra inevitable: ¿el fin justifica los medios? Por supuesto que no.

Cuarenta toneladas durante tres horas fue la receta de Francisco Franco para los habitantes de Gernika. Esta estrategia, eficazmente barata, fue inventada por Winston Churchill bombardeando Kabul en 1912, un gran político para muchos. Ejemplo que siguieron los alemanes de Hitler creando la famosa Luftwaffe bajo el mando del Ministro del Aire, el “ReichsmarschallHermann Goering. Cuando el Primer ministro británico ideó esta nueva fórmula bélica, Goering tenía tan solo 19 años.

El 26 de abril de 1937 el Caudillo Francisco Franco Bahamonde autorizó al Mariscal Goering a derramar la sangre de alrededor de 2.000 personas bajo las bombas de la aviación Nazi. La población vasca de Gernika sirvió de experimento de aniquilación masiva para el Tercer Reich y de un golpe demoledor del dictador español contra el ejército republicano.

Recuerdo las imágenes en TVE del entonces Príncipe de España, Juan Carlos I y el Infante Felipe junto al Generalísimo Franco. Jamás los oí hablar de democracia y libertad mientras duró la dictadura. Por cierto, el estribillo de Spanish Bombs termina así: “... yo te quiero, oh mi corazón”.


jueves, 16 de marzo de 2017

MARCA ESPAÑA

La marca es una señal. Puede servir para identificar o distinguir algo. También es una huella que queda por contacto o presión de una cosa sobre otra. Si es sobre un tejido orgánico, la marca se produce por un golpe o herida. Un récord es una marca en lo deportivo. Es un nombre comercial, registrada, blanca o propia. Y, por último, es un territorio que linda con otros. Por ejemplo, Marca España.

Las marcas comerciales suelen distinguirse por un logotipo. Marca España lleva los colores nacionales, los de la bandera. Pero la verdadera imagen de este país debería ser la de un guante blanco. Prenda designada a los ladrones y estafadores de alto rango, propia de monarcas, banqueros, grandes empresarios y políticos.

De guante blanco han sido los gobiernos de González, Aznar, Zapatero y Rajoy. Todos estrecharon la mano cubierta de la Marca España con los Estados de Argentina, Libia o Arabia Saudita, entre otros. Países que, actualmente o en algún momento de esta relación, han sido gobernados por regímenes absolutistas. Siempre avalados por nuestros mejores embajadores reales, nuestro país hizo dinero vendiendo armas a dictadores como Videla y Gadafi, para masacrar a sus propios pueblos. O, actualmente, con Abdulaziz donde empresas españolas ejecutan el millonario proyecto del tren de alta velocidad. Un país donde no se permite conducir a las mujeres o se les ejecuta en plazas públicas por ser acusadas de adulterio.

De guante blanco es el Sr. Urdangarin, condenado recientemente por prevaricación, malversación, fraude, tráfico de influencia y dos delitos fiscales. Y que, curiosamente, no ha ingresado en prisión. Tampoco se le ha retirado el pasaporte ya que no existe riesgo de fuga, quizás porque ya vive fuera de España con su inocente mujer.

De guante blanco son los bancos españoles que han ganado miles de millones de euros financiando a productores de armas nucleares, químicas o minas antipersonas, para luego ser rescatados con nuestro dinero.

De guante blanco son Rato y Blesa. Tampoco en la cárcel por su comportamiento ejemplar en sus enjuiciamientos, según el Fiscal General del Estado.

De guante blanco es el exministro Soria, que compra sus prendas en Panamá.

Y, de guante blanco son los partidos políticos como CiU o el PP, financiados ilegalmente.

Nadal ya no gana ningún Grand Slam, y la selección de fútbol ya no alza Copas de Europa o del Mundo. Ahora sólo nos queda la verdadera marca del país. El guante blanco, la Cicatriz España.



lunes, 27 de febrero de 2017

HEROÍNAS

HEROÍNAS SIN CABALLO
Para las mujeres, transcurren más días del año en las que sí son agredidas que en los que no. En las décadas de los 80 y 90 del siglo XX la heroína mató a miles de personas. Otra lacra mortífera, provocada por el maltrato machista, se ha instalado en la sociedad del nuevo siglo.

En mis años de prensa tuve que hacer fotos de numerosos sucesos. Muchos de ellos de actos violentos. Muertos en accidentes de tráfico, ahogados, etc. Aunque es duro fotografiar cadáveres. Y, en ocasiones, la huella que queda en el espacio donde ocurre el suceso se configura como una imagen aún más desoladora. Es como un macabro certificado impreso en las superficies, en la atmósfera, en el espacio y con la fotografía en el tiempo.

Recuerdo un caso, el asesinato de una mujer a manos de su novio. Ambos eran adictos al “caballo”. El periodista y yo subimos al segundo piso por unas estrechas escaleras. La puerta, entreabierta, estaba manchada de sangre. La vivienda tenía dos estancias, al entrar se apreciaba la sangre en formas de pisadas coaguladas en dirección a la salida. Al entrar al dormitorio sentimos una mezcla de asombro, asco y tristeza. La sangre estaba por todos lados. Un gran charco rojo sobre la cama e innumerables salpicaduras de sangre contrastaban violentamente con el blanco de sábanas, paredes y techo. Él la había apuñalado repetida y salvajemente con un cuchillo.

En estos días me he enterado por un amigo que su hermana ha sufrido una brutal paliza a manos de un ser despreciable. No se trata de su pareja o ex-pareja, tampoco es un desconocido. Aún peor, se trata de su propia sangre. El repugnante cobarde es otro de sus hermanos.


Una lista interminable de adjetivos describe a estos cabrones. Así que prefiero terminar con estas líneas de apoyo y cariño a todas las mujeres que padecen o han padecido la violencia de género.

jueves, 9 de febrero de 2017

MIEDOS PROYECTADOS



Hay muchos tipos de miedo, propios y colectivos. Los propios nos anulan interiormente y los colectivos nos anestesian hasta nublar nuestra visión de la realidad. Algunos “propios” son proyectados a otros individuos o a grupos de ellos. ¡ Purita negatividad !

El que proyecta es el miedoso, el mediocre, el inseguro, el provocador, el filisteo. Es la bala amorfa que llega desde la oscuridad. Es la frustración celosa. Es el egocéntrico salvador. Es el tramposo manipulador. Es el chulo condescendiente. Es el disfraz de gusano. Es otro cabrón.


Ya hubieron perros que maullaban amables sonidos. El de ahora es diferente, ladra y suena como un perro. Lo que no ha cambiado en absoluto, es la gran mordida canina.