domingo, 23 de noviembre de 2014

Ruta 66 +1



Tengo cuarenta y siete años y en mi época el servicio militar en este país era obligatorio. Reconozco sin pudor que intenté eludir el deber de servir a la patria, solicitando  prórrogas por estudios. Pedí todas las que pude y las aproveché, al tiempo que empezaron a aparecer los primeros insumisos al servicio militar, y luego la objeción de conciencia. Cuando ya no hubo más prorrogas de estudio me hice objetor e intenté escaquearme en lo posible. Conseguí empezar dos meses después de la fecha de entrada, no ir en un mes entero por vacaciones sin pertenecerme y salir un par de meses antes del fin de la prestación. La verdad es que de los trece meses de servicio social no hice ni nueve, pero bueno, eso es otra historia. Así que puedo decir que me libré del servicio militar obligatorio por los estudios. De lo que no podré escapar, al igual que la mayoría de los españoles trabajadores (que no todos, les recuerdo) es de la  jubilación obligatoria ” a los 67 años.

En la actualidad me dedico a la enseñanza en una Escuela de Arte y no puedo dejar de imaginarme entrando, en el año 2035, con 67 años a la escuela mientras un alumno pregunta a otro… ¿ y ese profesor, de qué da clase? A lo que contestaría el otro… ¿Ese? , es el profesor de “ nuevas tecnologías “.

La nueva ley llegará progresivamente a esta cifra de edad de jubilación en el año 2027. Desde el 2027 habrá que haber cotizado 37 años y el cómputo será sobre los últimos 25 años. Paulatinamente se irán incrementando los años desde ahora hasta el 2027 y a la par se bajaran los sueldos, o sea, la base cotizante, por no hablar de las condiciones laborales cada vez más precarias.


Y como contraste, atributo español entre otros, los señores que han aprobado esta ley y al igual que el resto de políticos tendrán derecho a la jubilación por cotizar durante tan solo siete años laborables ejerciendo la profesión “estrella” de nuestro país. Privilegios a medida de la clase política. Sí, la casta, por qué no repetirlo. 37 a 7 podría ser el resultado de un partido de un deporte cualquiera si uno de los dos equipos dictara las normas del juego e incluso arbitrara el encuentro. Perdemos de 30, dirían algunos. Treinta años más que los políticos tendrá que cotizar cualquier español para tener derecho a una pensión por jubilación, y no crea que aún así su prestación se parecerá a la de ellos. La ruta está marcada, “Ruta 66 (+1)”, se acabó el Rock & Roll. ¡Viva Europa!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

SOLO COMENTARIOS RESPETUOSOS