domingo, 2 de noviembre de 2014

PACTO





¿ Qué diría el recién fallecido escritor Sampedro si escuchara de boca de políticos como los ministros del PP o de algunos altos cargos del PSOE  pronunciar la palabra “indignados” ?  ¿ Indignados ? No, señorías, ustedes no pueden estar indignados. Qué falsa empatía con los verdaderos indignados. Tal es el saqueo que no parece bastarles con lo sabido hasta ahora. Además quieren arrebatarles el adjetivo legítimo a los indignados. Ustedes no pueden estar indignados. ¿O es que acaso han sido arrojados de su hogar a la calle a causa de un desahucio? ¿Han sido estafados en la vejez por “preferentes” llevándose sus ahorros para la jubilación? ¿O quizás sea debido al hecho de subsistir en comedores de la beneficencia?... No. Ustedes no pueden estar indignados. Ustedes, señores, están asustados. Escondidos, aún algunos, a la espera de la próxima noticia de corrupción, contemplando cómo la mágica capa de la impunidad se desvanece bajo la mirada de la ciudadanía liberada cada vez más del hechizo.
La mentira es tan enorme y continuada que es absolutamente descarada, casi pornográfica. Una increíble tomadura de pelo a cara descubierta hacia el ciudadano.
Antes de destaparse el último escándalo de corrupción política, el PSOE y el PP anunciaban la intención de alcanzar un pacto anticorrupción bajo una fingida y urgente preocupación, ya que se sentían indignados. Tras la divulgación de los últimos escándalos, ambos partidos se vieron gravemente salpicados por el “lodo corruptivo” y la idea de pacto se desechó. Inmersos en un gran charco de líquidos y sustancias propias de la madre de las corrupciones, pero indignados, PP y POSE se lanzan bolas de fango político siguiendo con la representación teatral que los caracteriza.
Los lobos siguen cuidando al rebaño de ovejas.

Cuando realicé este dibujo, no  se había publicado la encuesta de intención de voto. Podemos ya es primera fuerza política con un 27,7%, seguido por el PSOE con un 26,2% y el PP con un 20,7 % (sobre voto válido). Parece que el rebaño espabila.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

SOLO COMENTARIOS RESPETUOSOS